¿El principio del fin de los juegos sociales en Facebook?

SimCity Social - juegos sociales Facebook (3)

Seguramente, todos los que utilicen Facebook de manera regular hayan recibido en alguna que otra ocasión alguna invitación a unirse a algún juego o hayan visto en el newsfeed los hitos que han conseguido sus amigos en juegos como el famoso Farmville de Zynga o los Sims o el SimCity de EA. Los juegos sociales no son algo nuevo en Facebook, llevan tiempo operando en la plataforma bajo esquemas free-to-play en los que se entremezcla publicidad de terceros (una publicidad que no está encubierta) y se ofrece al usuario de comprar ciertas mejoras a cambio de dinero. Títulos como los Sims y SimCity siempre han sido franquicias de éxito y cuando llegaron a Facebook tuvieron buena acogida entre los usuarios, sin embargo, un año después de la llegada de algunos de estos juegos, EA ha anunciado que cerrará The Sims Social, SimCity Social y Pet Society el próximo 14 de junio.

La noticia es bastante sorprendente puesto que estamos hablando de juegos que son la "versión social" de franquicias de gran éxito y acogida entre los usuarios (The Sims y SimCity); adaptaciones a la dinámica de Facebook en la que nuestra actividad es susceptible de convertirse en un elemento más del feed de noticias que generamos, podíamos interactuar en el juego con otros usuarios (invitándolos a jugar o que colaborasen con nosotros para superar ciertas pruebas) o nos convertíamos en el producto del juego cuando veíamos cómo marcas como Mercedes-Benz o Dunkin' Donuts se colaban en los juegos en forma de vallas publicitarias o cafeterías o fábricas en SimCity.

¿Y a qué se debe este cierre? ¿Ya no nos interesa Facebook para jugar? Este tipo de decisiones, en el fondo, termina siendo una suma de factores y situaciones y responden a un balance entre inversión y resultados obtenidos.

Particularmente, uno de los motivos por los que siempre tuve cierta animadversión al famoso FarmVille fue la época en la que se nos inundaba el feed de noticias de Facebook con los hitos que conseguían mis contactos. Esta inundación y la tendencia, por defecto, a que los juegos sociales publicasen de manera desmesurada, en mi opinión, siempre ha sido un problema que no han sabido mejorar ni tratar adecuadamente.

No me parece mal que, si el usuario lo consiente, se realicen algunas publicaciones del tipo "XXX está jugando al juego YYY" pero, constantemente, no es necesario inundar muros y feeds. Al final, llegamos a un esquema en el que, tras revisar los permisos de las aplicaciones, muchas de ellas requieren obligatoriamente publicar en tu nombre y, ante esos casos, no es raro tomar la decisión más radical y dar de baja dichas aplicaciones antes de ver emborronado tu feed o molestar a tus contactos (y que acaben silenciando tus publicaciones).

Confieso que aunque nunca entrase al FarmVille sí que llegué a probar SimCity y The Sims en Facebook. Había jugados a dichos juegos en su versión para PC y me apetecía probar la experiencia del juego con su componente social.

SimCity Social - juegos sociales Facebook (2)

Tras varias semanas jugando, uno se da cuenta que el esquema es siempre similar y, precisamente, EA en ambos juegos aplicó la misma dinámica: "número de movimientos limitados por día" (no poder ejecutar más de un número determinado de tareas), pruebas que requieren que captes nuevos usuarios para el juego (convencer o spammear a tus contactos para que se registren) o callejones sin salida que requieren que inviertas dinero en comprar mejoras. Con esta dinámica y con un juego "casi automático" en el que cada partida se vuelve igual, la pérdida de interés tiene el riesgo de llegar muy pronto y, al final, juegos que podrían enganchar a una masa de usuarios considerable acaban teniendo un alcance muy pequeño entre los más de mil millones de usuarios que tiene Facebook.

Que un juego sea de éxito en su versión para PC o consola no implica que su traslación a un esquema "social" vaya a funcionar bien y, en el caso de plantearse, ésta debe ofrecer mejoras sustanciales que contribuyan a darle a los usuarios una experiencia distinta y enriquecedora, no un juego "tontorrón" que parece destinado a matar nuestra productividad durante 15 minutos al día durante un par de semanas y luego dejemos en el olvido.

Está bastante claro que las empresas no viven de la nada y bien pagamos por acceder a los servicios que prestan o, por el contrario, nos convertimos en el producto y veremos publicidad o comerciarán con los datos que generemos. Partiendo de estas reglas básicas, está bastante claro que EA buscaba rentabilizar su inversión y la traslación de sus juegos requería cierto retorno.

SimCity Social - juegos sociales Facebook

Además de poder invertir dinero para conseguir ciertos "objetos imposibles", conseguir "movimientos adicionales" o superar ciertas barreras (por citar algunos ejemplos de pagos que podíamos hacer en los juegos de EA), la publicidad era otra de las fuentes de ingresos que veíamos en estos juegos y, por ejemplo, en el caso de SimCity marcas como Mercedes habían invertido por su presencia en este juego.

No me parece mal que haya publicidad en estos juegos o que el usuario que quiera pague por obtener ciertas mejoras, sin embargo, creo que el producto que se ofrece debe ser de calidad y no un juego muy simplón del que te acabas cansando al poco tiempo. Por muy estudiada que esté la inversión en publicidad o las opciones de pago, si la historia o dinámica sobre la que se apoya el juego es muy simple y vacía de contenidos, el producto terminará fallando y este detalle es algo a lo que parece que no se dedicó demasiado tiempo a la vista de los resultados.

No creo que los juegos sociales no funcionen, simplemente, creo que los usuarios de Facebook han evolucionado en estos años al igual que ha evolucionado la plataforma pero, sin embargo, operadores como EA no han sabido seguir este ritmo de cambio.

La gracia de los juegos sociales es satisfacer ese "momento de ego" en el que vemos una clasificación en la que superamos a uno de nuestros amigos o colaboramos con ellos en conseguir una meta; no creo que el objetivo en primera instancia sea forzar la captación con el spam. Aplicaciones de mensajería como Line, por citar un ejemplo, incluyen juegos que podemos vincular con nuestra cuenta y nos hacen competir contra nuestros contactos, enviándoles mensajes avisando que les hemos adelantado en puntuación y fomentando la competencia sin necesidad de enviar mensajes a todos los contactos de nuestra agenda pero lo más importante es que el juego sea interesante porque si es aburrido o repetitivo por muchos mensajes que recibamos lo vamos a terminar desinstalando.

Este cierre de EA creo que debemos verlo como un signo de la necesidad de reinvención de este tipo de juegos, operar desde Facebook no debe ser un sinónimo de "simpleza de historia" y, en estos años, el usuario ha evolucionado y espera títulos que no tengan nada que envidiar a un juego de ordenador tradicional y se espera algo más cercano a Real Racing 3 (que es free-to-play) que al FarmVille de Zynga (empresa que, por cierto, cerró varios juegos el pasado mes de diciembre).

Soy un apasionado de la tecnología que vive y trabaja en Sevilla. Mis áreas de interés son las telecomunicaciones, las redes sociales y la historia de la tecnología. Más artículos del autor »

Fuente

GamesGt JuanjoApps

Some say he’s half man half fish, others say he’s more of a seventy/thirty split. Either way he’s a fishy bastard.

0 comentarios: