Markus Persson lanza «drop» y nos vuelve a hacer adictos

Lo nuevo de Markus Persson no puede ser más simple: teclear lo que aparece en pantalla antes de que termine la partida. Pero eso no quiere decir que no sea un gran juego, precisamente gracias a esta sencillez.

jugar-a-drop Agréganos a tu página de inicio en google chromeif (window.chrome.app.isInstalled) { document.getElementById('install-button').display = 'none';}

Markus Persson es el creador de Minecraft, por lo que se le podría considerar el Walter White de la industria del videojuego. Hasta tiene un sombrero, como Heisenberg. Sus productos son adictivos y, sobre todo, los mejores en aquello para lo que sirven y la experiencia al jugar a drop, su última creación, no es una excepción. Con una mecánica sencilla, conseguirá que pases más rato del que deberías delante de la pantalla.

Lo único que hay que hacer en drop es teclear las letras que aparecen en pantalla (las cuatro primeras siempre serán las que forman la palabra 'drop'). El tiempo corre, así que hay que lograr el mayor número de letras posible antes de que finalice la partida (técnicamente, ésta podría no terminar nunca, pero para ello es necesario ser muy rápido). No es original, pues lo hemos visto en cientos de juegos flash. Pero tiene ese toque Persson que hace que sea superior a la mayoría de sus rivales.

Así, por ejemplo, cuenta con una música agobiante, en consonancia con el escenario en el que se desarrolla la acción, una animación infinita que recuerda al trabajo de M. C. Escher.. SIn embargo, su inspiración no fue la obra del artista holandés, sino su techo, como él mismo confesó.

Además, hay ciertas mecánicas que dan más vida a este drop. Para empezar, es posible sumar puntos adicionales si se presionan la barra espaciadora o la tecla Enter. Por otro lado, equivocarse al pulsar una letra hace que la velocidad aumente. Y, por supuesto, el juego registra la mejor puntuación de cada usuario, por lo que tratar de superarla supondrá un entretenido reto.

No es, ni mucho menos un triple A. Es más, a su lado Minecraft parece Bioshock Infinite. Pero Persson, el Heisenberg del videojuego, ha creado una pequeña (ínfima) joya y la ha compartido para que nosotros, seguidores de su metanfetamina azul, tengamos algo con lo que entretenernos. Por lo menos, hasta que vuelva Breaking Bad.

var yourURL = "http://alt1040.com";function outLinks() { var outLink; if (document.getElementsByTagName('a')) { for (var i = 0; (outLink = document.getElementsByTagName('a')[i]); i++) { if (outLink.href.indexOf(yourURL) == -1) { outLink.setAttribute('target', '_blank'); } } }}window.onload = function() { outLinks();}

Fuente

GamesGt JuanjoApps

Some say he’s half man half fish, others say he’s more of a seventy/thirty split. Either way he’s a fishy bastard.

0 comentarios: